Saltar al contenido

Jerbos

Jerbos
5 (100%) 9 votes

Fuera de tener que elegir una mascota convencional como gatos, perros o conejos, puedes optar por esta opción de roedores que son realmente tiernos. Los jerbos son ideales para tenerlos en tu hogar, sobre todo si no cuentas con grandes espacios. Estos son perfectos para apartamentos o habitaciones. El jerbo es un animal que te brindará la mejor compañía. Presta atención a todo este artículo y conoce todo sobre los jerbos.

¿Qué es un jerbo? ¡Quedarás encantado con ellos!

El animal jerbo ha gozado de mucha aceptación dentro de las familias de todo el mundo a lo largo de los años. Esto se debe a que son mascotas que realmente se integran a la perfección dentro del núcleo del hogar. Esa cualidad magnífica que tienen de ser juguetones, hace del jerbo roedor el integrante perfecto para que comparta tarde de juegos con tus niños o para servirte de compañía durante el día.

¿Qué es un jerbo?

Dentro de los animales de compañía no hay ningún otro que se compare a este roedor. A continuación te daremos tanta información sobre ellos que no podrás esperar a dirigirte a la tienda de mascotas más cercana y adoptar uno. Toda persona que se anima a llevar un jerbo como mascota a su hogar, se encuentra con que son de gustos sencillos y poco demandantes, pero que ofrecen mucho amor, cosa con la que quedarás encantado.

¿Por qué tener un jerbo como mascota?

Los jerbos domésticos son unos simpáticos roedores que resultan muy fáciles de criar en un entorno hogareño. Sumado a esto, una de sus principales características es que, por ser animales que viven dentro de sus cómodas jaulas, no ocasionan grandes desastres, como en el caso de otras especies más populares. Si bien el jerbo domestico ofrece muchos beneficios, gozan de menor popularidad si se comparan con sus “primos” los hámsters.

El jerbo como mascota

¿Jerbos o hámster? Esa suele ser la principal disyuntiva que se encuentran las personas al momento de elegir su roedor mascota. A pesar de ser especies muy similares, los jerbos mascotas resultan ser una adquisición más manejable y tranquila que los hámsters. Este factor se evidencia todavía más en el trato con los pequeños del hogar; el jerbo como mascota para niños suele ser más práctico y afable, ya que resulta más juguetón y esa cualidad la adorarán tus hijos.

Si necesitas más razones para tener un jerbo doméstico, debes saber que son realmente unos animalitos de ensueño. Está científicamente comprobado que esta especie de roedores es la más inteligente. Se estima que, en promedio, su inteligencia es 10 veces mayor a la de un hámster o una rata blanca.

Por otro lado, otro beneficio de tener un jerbo mascota es que son también una especie muy activa. A diferencia de otros roedores, como los hámsters y las chinchillas, los jerbos pueden alternar sus horas de sueño para dedicar más tiempo de calidad a los miembros de la familia. Esto se debe a que duermen de noche para estar activos durante el día y siempre dispuestos a jugar.

Ahí no terminan sus atributos. Además, son muy dóciles y amigables. Estos animales extraños, porque no se comportan como las otras especies, no te morderán si quieres acariciarlos o jugar con ellos. También debes saber que son ideales para hogares pequeños, debido a que no desprenden malos olores. Los jerbos son muy aseados y tranquilos. ¡Anímate a tener un jerbo mascota! Seguro no te arrepentirás.

Géneros y especies de jerbos.

Los jerbos cuentan con 5 géneros y cada uno despliega diferentes especies.

La Familia Muridae, si bien esta es una especie diferente a las anteriores, guardan muchas similitudes, por lo que también se conocen en el mundo como jerbos.

Los jerbos y su variedad de colores. Preciosos!

Negro: Puede que parezca común dentro de las especies de jerbos, pero no lo es tanto. Este color es característico de las especies oriundas de Asia, específicamente de China o Mongolia. En la mayoría de los casos el color negro tiende a ser de una tonalidad más azabache y se contrarresta con la blancura de la piel.

Diferentes colores de jerbos

Blanco: Este es propio de los jerbos del medio oriente y eso se debe a que en ellos actúa el gen como conocido como Himalaya. Este gen recesivo intercede en los jerbos que deberían ser de un color pardo, pero que, bajo su efecto, se va aclarando hasta emblanquecerse. Los ojos en este caso suelen teñirse de rosa, lo que les da el aspecto de ratas blancas de laboratorio, pero siguen siendo jerbos, y lo puedes notar por las patas y la cola.

Jerbo blanco

Miel de ojos oscuros: Propios de África del norte o del medio oriente, estos jerbos llaman la atención debido a la tonalidad dorada que toma su pelaje. Los jerbos egipcios son los que comúnmente presentan este color. En su hábitat natural esto ayuda a camuflarse y, en el ámbito comercial, los hacen más populares.

Jerbo color miel

Bronce: El gen que da esta tonalidad a los jerbos busca ayudarlos a desempeñarse en sus actividades nocturnas. El jerbo mongol comúnmente adopta este color, sobre todo aquellos que son el linaje entre un jerbo color negro y otro de color miel.

Crema: Este es característico de los jerbos duprasi, que llaman la atención sobre los demás por la pulcritud del pelaje. Debido a que estos roedores son muy aseados, el color crema siempre es muy distintivo, lindo y los hace ver más adorables.

Gris oscuro y claro: En los países eurásicos este color predomina, siendo más común el gris oscuro que asemeja al plomo. Por su parte, el gris claro luce plateado a la luz del sol. En el último caso, se ha notado que los jerbos de este color suelen adoptar hábitos diurnos.

Jerbo gris

Taxonomía de los jerbos. Características y tamaños

Anteriormente destacábamos los géneros en los que se encuentran divididos y clasificados estos roedores. Ahora ahondaremos en las características físicas que hacen que cada jerbo se clasifique dentro de un grupo específico.

Los jerbos se identifican gracias a aspectos físicos, como las patas. Las extremidades traseras sirven para moverse a mayor velocidad saltando como un canguro, mientras que las delanteras sirven para desplazarse dentro de sus madrigueras. Otra característica que separa a los jerbos de África de los de Asia es el número de dedos. Los jerbos africanos tienen 3 dedos en sus patas, mientras que los asiáticos tienen 5.

Esa característica encuentra su explicación en las dimensiones de cada uno, ya que los asiáticos provenientes de Mongolia, China o Japón son muchos más grandes que los africanos. Si bien ambos continentes tienen subespecies de tamaños diminutos que se clasifican dentro los pigmeos, la media es que en Asia sean más grandes.

Los africanos miden entre 10 y 12 centímetros, más otros 20cm de cola. Su apariencia es más graciosa debido a que su cuerpo diminuto se ve acompañado de grandes extremidades, como la cola o las patas traseras. A su vez, los jerbos asiáticos miden de 12 a 15 o 18cm y tiene una cola más corta y gruesa, que es su principal rasgo distintivo.

Jerbos, consejos y cuidados básicos

Para garantizar un mejor cuidado, recomendamos comprar jerbos por parejas o grupos, todo esto para evitar que se sientan solos cuando no estés para hacerles compañía. Por cada jerbo que tengas dentro de tanque de vidrio debes agregar varios litros de agua. La idea es que estén bien hidratados a cada momento.

Los mejores cuidados para jerbos

A diferencia de las chinchillas o los hámsteres, no es recomendable que forres el suelo de su jaula de vidrio con aserrín o virutas de madera de pino o cedro, porque puede ocasionarles problemas respiratorios. Esto se debe a que no son elementos que se encuentran naturalmente en su lugar de origen, que se caracteriza por ser de clima árido.

Para optimizar los cuidados, no escatimes en atenciones para los jerbos. Si bien ellos son ideales para jugar con los niños, debes informar que son delicados. Nunca lo debes sujetar por la cola, ya que es muy susceptible y sienten dolor cuando se la lastiman. Procura tenerles una cama. Para esto puedes rasgar trapos de algodón y destinarlo en un espacio dentro de la jaula de vidrio, de seguro te lo agradecerán.

Adorable jerbos descansando

Un consejo importante es agregar un sustrato para jerbos en su jaula. Este puede ser de diversos materiales, como papel y cartón, que es el más barato y funcional. También puedes agregar marlo de maíz. Este no solo les servirá para cavar, sino que también es comestible y muy bueno para su salud. La arena natural o artificial igual sirve de mucho. En muchas tiendas de mascotas las tienen para ser utilizadas en los terrarios, y esa va perfecta a tu jerbo.

¿Qué comen los jerbos? Aliméntalos como es debido

¿Que comen los jerbos?

Debes prestar mucha atención a la comida para jerbos, ya que esta es un factor fundamental que te ayudará a prologar sus vidas y evitar que sufran de cualquier enfermedad. En el mercado existen diversos productos que concentran la cantidad perfecta de nutrientes que tu jerbo necesita para mantenerse saludable.

La alimentación para jerbos está conformada principalmente por semillas. Aquí te recomendamos que, en caso de darle las de girasol, sean en forma de golosina, no muy recurrente, ya que son demasiado grasosas. Es mejor que les des semillas de calabazas secas o frescas, que son sus favoritas.

Otra golosina para tu jerbo puede ser el pan, pero solo porciones pequeñas y suaves. Si lo puedes humedecer en agua es mucho mejor. No dudes en darle lechuga y zanahoria, ya que les encanta y los ayuda a mantener un pelaje sano y brilloso. Además, las manzanas verdes o rojas son de sus favoritas y los ayudan en la digestión y en la salud bucal.

Jerbo comiendo verduras

Debes tener en cuenta que no quieres tener un jerbo obeso, por lo que debes estar atento a su alimentación y evitar darle de más de su dosis diaria recomendada. Es muy común que los jerbos escondan la comida, por lo que tienes que prestar atención a esas conductas para no servir comida si no se han terminado la anterior.

Enfermedades de los jerbos y sus remedios

Enfermedades típicas de jerbos

  • Ataques: Esta es de las patologías más comunes entre los jerbos domésticos debido a que es hereditaria. Los ataques suelen presentarse más entre los jerbos jóvenes que se enfrentan a un ambiente extraño. Esta enfermedad presenta como síntomas espasmos que se notan en el movimiento brusco de las orejas y en la excesiva salivación. Para curarla solo debes retirar al jerbo a un lugar tranquilo por varios minutos y manipularlo lo menos posible.
  • Nariz irritada: Esta es otra de las enfermedades más comunes, pues es ocasionada por factores simples, como las alergias a ciertos materiales o a las jaulas. Para curarla te recomendamos acudir al veterinario y que él sea quien te recete un tratamiento a base de antibióticos que sea ideal.
  • Ojos irritados: Anteriormente te mencionábamos que evitarás en lo posible incluir aserrín dentro de la jaula de tu jerbo. El motivo es que ese material reseca los ojos y ocasiona un exceso de mucosa en el área. Esto se puede curar con gotas para la vista a base de antibióticos.
  • Afección de los oídos: Esta es otra de las enfermedades que afectan a los jerbos de orejas largas. Esta zona del cuerpo es muy delicada, y la principal causa de esta afección es la excesiva limpieza de esta área. Otra posible causa son los ácaros. Para evitarla, te recomendamos que las limpiezas las haga un especialista y, en el caso de que ya tenga la afección, con unas gotas de antibióticos bastará.
  • Diarrea: Los malos hábitos alimenticios pueden afectar el sistema digestivo de tu jerbo y ocasionar diarreas. En caso de que esta patología aparezca, lo más recomendable es que, si tienes otros roedores, los separes inmediatamente para evitar el contagio por las bacterias. Para curar esta enfermedad dirígete cuanto antes al veterinario y espera a que te recete el mejor antibiótico.
  • Derrames: Estos son muy similares a los sufridos por los humanos cuando llegan a una edad adulta. El principal síntoma es la parálisis en una parte del cuerpo. Si notas esto, lo mejor es llevarlo a consulta veterinaria para que lo sometan a tratamiento. En muchos casos esta enfermedad puede ser letal. Si no es el caso de tu jerbo, te tocará dedicarle más atención alimentándolo y dándole de beber.

¿Cómo criar jerbos en casa? No es tan difícil

Este roedor tiene muchas necesidades que debes satisfacer en orden para lograr llevar una vida feliz con tu mascota. Cuando se piensa en tener un jerbo, el vendedor te recomienda optar por criarlos, ya que, debido a su naturaleza, estos animales están acostumbrados a vivir con otros de su misma especie.

Como criar jerbos

Si vas a tener una cría de jerbos, lo más importante es que cuentes con el espacio y las condiciones óptimas para hacerlo, de otro modo los resultados pueden llegar a ser catastróficos. Trata en lo posible de no tener machos y hembras en la misma jaula, ya que la reproducción de los jerbos es tan rápida que pueden tener más de 60 crías en un año. Además, asegúrate de proveerles un comedero óptimo y también un lugar donde puedan beber agua sin problemas.

Los jerbos recién nacidos son otro tema que debes cuidar. Procura tener la temperatura ideal para que puedan desarrollarse libremente. De igual forma, debes permitirles crecer con sus padres para que puedan ser amamantados sin intervenciones, cosa que puede alterar su crecimiento.

¿Cómo cuidar de crías de jerbo o jerbo bebés?

Las crías son muy numerosas, por lo que debes considerar que tener una familia con jerbos bebés no te saldrá nada económico. En las primeras dos semanas después del nacimiento te recomendamos mover a la nueva familia a una jaula de vidrio privada para que las pequeñas crías puedan crecer a sus anchas.

Preciosos jerbos bebes

Todo sobre jaula para jerbos. Que esté como en casa

A diferencia de los otros roedores, no es aconsejable tener a tus jerbos dentro de una jaula de rejas, porque pueden ocasionarles heridas en las extremidades, que son muy delicadas. Lo recomendable es que cuentes con una jaula de vidrio. Esta jaula servirá como terrario para jerbos con la finalidad de que tu nuevo amigo se sienta cómodo. Debes dotarlo de mucha tierra, agua y alimento para que se sienta como en su hábitat natural.

Las casas para jerbos deben ser espaciosas y estar protegidas de factores externos para no ocasionarles ninguna enfermedad. Una jaula para jerbos no estará completa si no cuenta con una malla externa que no deje pasar ningún tipo de insectos. Además, las jaulas deben ser muy amplias y altas para que puedan saltar sin problemas.

Espectacular jaula para jerbos

A continuación te mostramos una excelente jaula de vidrio para Jerbos con todo lo necesario para que tus jerbillos vivan como auténticos reyes.

Feplast 57056617W1 Jaula de Vidrio para Jerbos Gabry 80, Estructura de Dos Pisos, Accesorios Incluidos, 79 x 30.5 x 51.4 Cm
  • Cubeta de cristal con estructura superior de rejilla metálica
  • Dos pisos conectados por una escalera
  • Dotada con comedero de metal
  • Dotado con accesorios para jerbos

Accesorios y juguetes para jerbos

Para el desarrollo físico de tu jerbo es importante que les permitas tener actividades de esparcimiento dentro de su jaula. La principal fuente de actividades es la rueda. Debes asegurarte de que sea sólida y lisa, no de rejillas para evitar lastimar sus patas y cola. Existe también gran variedad de elementos hechos de madera que los ayudan mucho a ejercitarse. Consigue uno de esos y hazle espacio en la jaula.

Otra cosa ideal es una pelota, pues le agrega mayor dinamismo a las actividades y seguro le encantará, porque es algo inusual y divertido. No dejes de incluir elementos de cartón. Los jerbos aman el cartón. Con un tubo de papel verás que se divertirán como nunca.

¿Cómo saber si es hembra o macho?

Para saber si nuestro jerbo es hembra o macho hay que prestar mucha atención a su zona de genitales. A partir del quinto día después del nacimiento ya se pueden evidenciar algunos factores que nos den pista sobre el sexo. En el caso de las hembras notarás que la distancia entre su ano y un pequeño bulto es de 5 milímetros, mientras que en el macho es mucho mayor y se ve ennegrecida.

¿Cómo saber la edad de un jerbo? ¡Averígualo!

Lo primero que debes notar es su longitud. Si lo notas mayor de 10 centímetros, tu jerbo tiene por lo menos 8 meses. El ancho de su cuerpo también lo delata. Si es de más de 2 pulgadas, te confirma que tiene más de 8 meses. Buscar áreas grises en su piel suele indicarlo también; mientras más tenga, es porque mayor es. No obstante, el factor indiscutible es el largo de los dientes, ya que estos crecen constantemente; mientras más largo, mayor la edad.

¿Cuánto tiempo viven los jerbos?

En la mayoría de los casos, la media de tiempo de vida de un jerbo es de 4 años, pero con los cuidados y atenciones necesarias puede que lleguen a vivir hasta 7 años según se ha evidenciado en muchos casos. Recuerda proveerles mucha comida, actividad física y visitas regulares al veterinario para descartar cualquier percance.

Vídeos y fotos de jerbos ¡Adorables!

Si con este especial de jerbos no te animaste a adoptar por lo menos un par como mascota, anímate a ver todas estas imágenes y videos de jerbos haciendo lo que mejor se les da: ser adorables. Seguro no podrás resistirte a tanta belleza y ternura. Evidencia lo juguetones y cariñosos que son.

Imágenes de Jerbos

Vídeos de Jerbos

Nombres para jerbos

Si bien tú tienes la potestad de elegir el nombre para tu mascota, aquí te mostramos varias propuestas:

Nombres para jerbos hembras

Anat, Azhar, Bastet, Cleopatra, Dalia, Farah, Hana, Isis, Istar, Kirvi, Lama, Maat, Nadia, Neb.

Nombres para jerbos macho

Adel, Adom, Akil, Asim, Asim, Atum, Fadi, Heru, Idris, Jaul, Marid, Odion, Rami, Zafir.