Saltar al contenido

Ardillas

Ardillas
4.9 (97.33%) 15 votes

La ardilla es un pequeño roedor que se puede encontrar de forma silvestre en muchos parques abiertos, ya que su presencia no interfiere de forma incomoda con el ambiente de esos lugares. Estos animalitos son muy populares como mascotas, pues resultan ser muy juguetones con sus dueños, cosa que los seres humanos adoran. En este artículo te contaremos toda la información posible sobre las ardillas para que aprendas a identificarlas y cuidarlas.

Taxonomía de la Ardilla
Taxonomía de las ardillas
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Rodentia
Familia: Sciuridae

¿Qué es una ardilla?

Que es una ardilla

Para responder a esta pregunta lo primero que se debe saber es cuál es el significado de ardilla, y eso no lo podemos lograr sin comprender antes que estos roedores pertenecen a la familia de los Sciuridae. Esto las convierte en pequeños animales mamíferos que bien podrían ser primos lejanos de los hámsteres e incluso de las chinchillas u otros roedores similares. Su aspecto físico y espíritu activo las convierten también en unos animales muy cariñosos que hacen de perfectas mascotas.

Las ardillas podrían ser perfectamente los primos lejanos de los hámsters o incluso de las chinchillas

Si con todo y eso sigues con dudas, entonces te complementaremos la información a continuación. Para empezar, las ardillas generalmente son pequeñas, no alcanzan ni siquiera medio metro incluyendo su larga cola, se mueven rápido y son escurridizas. Para saber cómo son las ardillas puedes o ir a un parque abierto a avistarlas o seguir leyendo para conocer más datos.

Principales características de la ardilla

Para empezar, resulta pertinente recalcar el nombre científico de las ardillas, que es Sciurus vulgaris, lo que las hace pertenecientes a la familia de los roedores Sciuridae, como mencionamos antes. Específicamente son parte de un subgénero de roedores conocidos como esciuromorfos, hecho que convierte a las ardillas en pariente directo de otros mamíferos roedores como las marmotas. Si bien existen especies en casi todos los continentes del mundo, las más populares son las europeas.

Características de las ardillas

Hay un conjunto de aspectos morfológicos que caracterizan a las ardillas, por ejemplo, poseen un cuerpo medio alargado y estrecho que se ve opacado en gran parte por la cola. Esta extremidad es de las características más resaltantes de las ardillas, ya que pueden ser más largas y pobladas de pelo, por lo que es la primera advertencia de estar en presencia de un roedor de este tipo.

El cuerpo de las ardillas puede ser de 19 a 24 centímetros, a los que se añaden los 15 a 21 centímetros extra de cola que varía según la especie del animal. Otra de las características de las ardillas que puede variar según su especie es el color, pero en la mayoría de los casos suele ser marrón. Hay que tener en cuenta que las características no solo varían según la especie, sino también por la temporada del año, ya que su pelaje se adapta a los climas.

Otro punto importante que debes saber dentro de este apartado es cómo se desplazan estos roedores. Para contarte más sobre eso también acudimos al hecho de que depende según la especie. Por lo general estos mamíferos se trasladan de forma terrestre, andando de forma rápida gracias a las patas traseras. Asimismo, también son buenas trepadoras de árboles debido en gran parte a sus garras; existen especies que se desplazan por los aires de rama en rama apoyándose en sus saltos.

Ardillas como mascotas: Consejos y sugerencias

Ardilla como mascota

Aunque el hábitat natural de las ardillas son los bosques, estas se han adaptado en los últimos tiempos a las ciudades y a las zonas urbanas. Lejos de ser animales huidizos como ataño ahora los podemos ver en parques y zonas verdes cerca de nuestras viviendas.

Para quienes creen que tener una ardilla como mascota es cosa sencilla, eso no es cierto del todo. Estos roedores presentan tantas o más demandas que cualquier otra mascota típica al integrarse a un hogar. Para ayudarte a tener una ardilla doméstica con éxito en casa, en este artículo de todo sobre las ardillas te daremos algunos consejos y sugerencias.

Lo primero que te aconsejamos es consultar con los demás miembros del hogar –si los hay- para saber si les parece buena idea integrar a un nuevo acompañante.

Ardilla doméstica

Luego de que todos entiendan la llegada del nuevo miembro, es importante que eduques a los más pequeños de la casa –si los hay- para que sepan cómo tratar y cuidar del que seguro será su nuevo amigo.

Si lo que quieres es tener varias ardillas domésticas, recuerda contar con el espacio idóneo para que ellas se desarrollen de forma óptima y crezcan sanas y felices.

Si en tu casa o residencia hay un jardín lo suficientemente seguro, deja a tu ardilla jugar allí. Recuerda que, por más domesticada que esté, siempre será un animal y, por lo tanto, debes cubrir sus necesidades silvestres.

Tipos de ardillas

Al momento de elegir una ardilla de mascota resulta imprescindible saber de qué raza, especie o tipo es para poder brindarle los cuidados necesarios. En este artículo te brindamos toda la información sobre ardillas, y por eso te facilitaremos las clases de ardillas salvajes que existen y las que pueden ser domésticas. Pero no solo eso, también te diremos cuáles son las especies de ardillas que mejor se adaptan la vida en el hogar y las razas de ardillas que se agrupan en los diferentes grupos de estos roedores.

Los 4 tipos de Ardillas más comunes:

Aunque actualmente se conocen unas 500 especies de ardillas diferentes en nuestro caso vamos a profundizar en los 4 tipos de ardilla más sociables y comunes para que la puedas tener en casa como mascota.

Otros tipos de Ardillas

Otras ardillas que no son tan comunes tenerlas como mascotas pero igual de interesantes son las siguientes:

¿Qué comen las ardillas?

Ardilla comiendo

Para responder a esta pregunta, sobre en su estado doméstico, hay que fijarse bien en lo que ingieren cuando no se encuentra en cautiverio. Su dieta debe ir en torno a esos alimentos, debido a que son los que cuidarán de su salud.

En busca de saber todo sobre las ardillas, debes conocer que lo bueno de tenerlas integradas al hogar y que se adapten tan bien a la vida humana es que pueden ingerir otros nutrientes que también las ayudan mucho. Si bien es cierto que en el mercado existen muchos alimentos sintéticos que están probados y son saludables para estos mamíferos, es recomendable que mantengas su dieta lo más natural posible. Si quieres saber específicamente de qué se alimentan las ardillas, fíjate a continuación.

Comida para ardillas

  • Legumbres: Debido a que las ardillas son animales muy activos, necesitan mucha proteína para mantener siempre los niveles de energía al tope, y esa la pueden conseguir de forma sencilla gracias a las legumbres. Alimentos como los cacahuetes, guisantes, habas y lentejas son ideales, y se los debes dar de forma diaria preferiblemente.
  • Frutos secos: Estos son los alimentos que más asociamos con las ardillas, pues salen en los dibujos animados y películas, y es que de verdad estos animalitos los aman. Los mejores frutos secos para ellas son las nueces, avellanas, almendras y maníes, entre otras, ya que ofrecen muchos los nutrientes necesarios para la salud de su organismo y también de su dentadura. Entre estos nutrientes encontramos ácidos grasos y mucha fibra.
  • Semillas: Dentro de la alimentación de cualquier roedor la semilla ocupa un lugar privilegiado para mantener fuertes y sanos a estos pequeños mamíferos cuando están domesticados. Por lo general las mezclas que se venden en los establecimientos de mascotas para hámsteres van bien a las ardillas, pero, si prefieres darle algo más natural, te recomendamos las semillas de girasol o de calabazas, de seguro las amarán.
  • Verduras: Dentro de la dieta para las ardillas es importante integrar las verduras de forma diaria o interdiaria para que tu nueva mascota roedor pueda gozar de todos los beneficios saludables que ofrecen. Alimentos como el maíz, zanahoria, brócoli, pimiento y otros tantos más ofrecen muchas vitaminas y minerales que ayudan a mantener sano su sistema digestivo y así mismo su pelaje. Además, protegen a las ardillas de enfermedades en general.
  • Frutas: Estos alimentos sirven más como postres o premios para tus ardillas, pues su organismo no está del todo preparado para ingerir todos los azucares de estos alimentos. Te recomendamos solo suministrarlos cada 3 días y no en cantidades exorbitantes. Las mejores frutas para deleitar su paladar son uvas, melón, manzana y cerezas, procura también evitar los cítricos.
  • Insectos: En su hábitat natural los insectos forman parte regular del alimento para ardillas, por eso no te escandalices y adquiere grillos en la tienda de mascotas más cercana para dárselos. Es importante que se los des en pocas cantidades y también como complemento de los otros alimentos. Los grillos no son los únicos insectos buenos para tu ardilla, los gusanos de harina y los saltamontes también ofrecen muchas proteínas y minerales.
  • Formulas fabricadas: En el caso de que te veas con una ardilla que guste de comer casi nada de lo antes mencionado, estas fórmulas a base de pallet te ayudarán a brindarle los nutrientes necesarios. Si bien son un poco costosas y difíciles de conseguir, la verdad es que todos sus nutrientes funcionan perfectamente y ayudan a mantener saludable a tu roedor. Muchas familias optan por este alimento para ardillas por su comodidad.
  • Suplementos: En el mercado existe una gran variedad de suplementos para animales que los ayudan a llevar un estilo de vida más saludable. En el caso de las ardillas, los que más recomendamos son aquellos que incluyen vitamina D o un aporte extra de calcio para nutrir sus extremidades. Estos complementos resultan realmente necesarios cuando se tiene una ardilla voladora de mascota.
  • Huevo: Este último aporte te lo presentamos como un bonus para que le des una carga extra de proteína a tu ardilla mascota. Los huevos recomendables son los de codorniz, que se los puedes dar duros o crudos y específicamente solo una vez por semana para no afectar su organismo.

Los alimentos que no le puedes dar a tu ardilla bajo ningún concepto son los cereales procesados que usan las personas para desayunar, ya que sus azucares resultan letales para estos roedores. Los productos lácteos no son nada buenos, porque no pueden digerirlos, así que evítalos totalmente. La carne es otro alimento que no puedes suministrar. A diferencia de otros roedores, las ardillas no digieren bien esos alimentos y eso puede producirles enfermedades.

¿Dónde viven las ardillas?

Ardillas arbóreas

El hábitat natural de las ardillas varía dependiendo de la especie y el lugar donde esta reside, pero en muchos casos los patrones de conducta son similares y el hábitat de la ardilla suele cambiar solo en algunos casos extremos. Es importante que sepas dónde viven las ardillas en su estado salvaje para puedas ofrecerle el mejor hogar dentro de tu hogar. Si sabes bien dónde duermen cuando son silvestres, entonces te asegurarás de integrar la mayor cantidad de elementos naturales en el lecho que prepares en su jaula.

Ardillas terrestres

Debido a que se tienen en cuenta unas 500 especies de ardillas que forman parte de la familia de las Sciuridae, los especialistas las han divido en dos grupos determinados precisamente por sus hábitos de descanso. Estos grupos corresponden a las ardillas arbóreas y las ardillas terrestres. En el primer caso, como su nombre delata, viven en las ramas o copas de los árboles para evitar en lo posible a los depredadores.

El hábitat de las ardillas salvajes son los arboles y los parques naturales.

Es allí donde hacen sus nidos a base de hierbas, hojas secas y musgos para hacerlos impermeables. Cuando se ven en el suelo es solo porque están en busca agua o comida, del resto hacen vida sobre los árboles. Por su parte, las ardillas terrestres suelen vivir en manadas más extensas y se alojan bajo tierra en madrigueras perfectamente diseñadas con el propósito de protegerse también y descansar. Estas solo suben a la superficie para buscar alimento y agua.

¿Cómo deben ser las jaulas para ardillas?

Jaula para ardillas

La jaula de ardilla debe estar ideada según la especie que se adopte, que por lo general es la ardilla común o ardilla roja. Esta es del tipo arbórea, por lo que debes procurar que las dimensiones sean óptimas dentro de su jaula para que esta pueda satisfacer sus necesidades de escalar y demás. En este caso en específico las jaulas deben ser altas y contener varios niveles en donde el roedor pueda estar sin problemas.

Asimismo, es necesario que integres los materiales que este mamífero usa en su hábitat natural. Las hojas secas, ramas y musgo son los elementos esenciales para hacerle una cama perfecta a tu ardilla. Te recomendamos evitar en lo posible las jaulas de rejas, ya que esas pueden resultar peligrosas para sus pequeñas patas. En cuanto al suelo, los pequeños trozos de madera o el aserrín servirán de mucho para absorber el orine de tu ardilla.

En el caso de las ardillas terrestres debes procurar brindarles un espacio similar al terrario para que ellas puedan hacer sus propias madrigueras de forma eficiente. En ambos casos los accesorios de juegos son imprescindibles, así como el dispensador de agua y de comida para que puedan mantenerse bien nutridas. Procura colocar la jaula o el terrario en un espacio donde fluya el aire y haya sol y sobra por igual.

¿Cómo cuidar a una ardilla?

Con el fin de cuidar apropiadamente a tu ardilla para que sea más feliz debes aplicar al pie de la letra los puntos anteriores sobre la alimentación y el hábitat. Esos dos factores son los que más influyen en su vida, por lo tanto, si no se cuidan, entonces los efectos pueden ser negativos para la salud de tu roedor mascota.

Ardilla en casa

Una vez tengas claro ese punto, lo siguiente es saber dónde va a vivir y va a desempeñar su vida, y para ello es necesario que adquieras una jaula bien equipada que se adapte a las necesidades de la especie. Por ejemplo, si tu ardilla es terrestre, un terrario es la mejor opción para ella, esto debido al espacio y la facilidad de crear su propia madriguera. Por el contrario, si es arbórea, una jaula alta con plataformas para escalar hará el trabajo de forma eficiente.

Por ser un animal silvestre, encontrarás que sus instintos naturales serán imposibles de apagar, por lo que debes facilitar las exploraciones a nuevos espacios dentro o fuera de tu hogar para que pueda ejercitarse. Otro punto importante es el tiempo de tomar decisiones. A estos mamíferos no podrás educarlos como a un perro. Si lo intentas solo puedes ocasionar estrés, lo que es contraproducente para su salud.

Por último, te recomendamos ser paciente si tu ardilla pasa por un periodo en el que solo busca marcar su territorio, sobre todo si tienes otros animales en tu hogar. Si bien estos roedores no suelen desprender olores molestos, cuando pasan por esta etapa –que no es siempre- su orina si apesta un poco. Sin embargo, basta con mantener aseada su jaula con agua hervida y todo pasará pronto.

¿Cómo se reproducen las ardillas?

Mamá ardilla con sus bebes

Antes de saber cómo se reproducen las ardillas es importante entender el proceso de maduración por el que deben pasar la hembra y el macho antes de ser competentes para realizar el acto sexual. Por lo general, ambos están preparados antes del año para tener una pareja para reproducirse, pero en su hábitat natural suelen esperar hasta después de la hibernación para comenzar el acto, y esto suele ser entre los meses de marzo y mayo.

Ardillas recién nacidas

El acto sexual dura un minuto más o menos, pero el tiempo en el que la hembra esta en celo puede ser de hasta 3 horas, por lo tanto, es común que tenga varias parejas sexuales. Luego de esto viene el proceso de gestación de las ardillas bebés, que suele durar entre unos 40 y 46 días. En algunas especies ese tiempo se puede prolongar hasta los 60 días. Debes tener en cuenta que, al tener ardillas de ambos sexos, debes apartar a la hembra durante el embarazo porque se pone agresiva.

Luego de la gestación viene el nacimiento de la ardilla bebé, que nace ciega y sin pelaje, además de tener las orejas dobladas hacia el cráneo. Las ardillas recién nacidas suelen venir en partos de uno a cinco miembros por camada. El parto se da dentro del hábitat de la madre.

Ardillas bebes

Si consideras tener por lo menos una camada de ardillas recién nacidas, entonces es importantes que sepas lo que comen las ardillas bebés. Para ello debes entender que su principal fuente de alimento, como buen mamífero, es la leche materna al menos durante el primer mes de vida, luego podrás integrar alimentos sólidos, pero fáciles de digerir.

Lo más importante es que les dejes su espacio para que puedan aprender los procesos de la vida de la mano de su madre y no intervengas en su desarrollo. Eso debe ser así hasta que estén por encima del mes de edad al menos que requieran de atención especial. También debes procurar brindarle un espacio idóneo para que puedan crecer sin problemas y evitar conflictos entre ellas.

¿Cuánto vive una ardilla?

En su hábitat natural las ardillas pueden llegar a vivir entre 3 y 5 años de edad, pero se debe en gran parte a que están expuestos a la caza de muchos depredadores. Domesticada, una ardilla puede llegar a vivir hasta 10 años si cuenta con los cuidados y atenciones necesarias. Estos roedores en cautiverio tienen una de las esperanzas de vida más altas que el resto de sus primos, hecho que las convierte en las mascotas ideales.

Ardillas famosas en el cine y la televisión

Las ardillas como mascotas se popularizaron en los hogares debido a su presencia dentro de mucho del contenido animado y audiovisual que consumen los infantes y algunos adultos actualmente. Entre los personajes más famosos no podemos dejar de nombrar a Alvin y las ardillas, un grupo de hermanos roedores que viven aventuras y cantan las canciones más pegajosas del momento. La ardilla Alvin es su líder y, sin dudas, la más popular.

Por otro lado encontramos a la ardilla de Ice Age, mejor conocida como la ardilla que persigue su nuez por todo el mundo en la famosa saga de películas animada La Era de Hielo. Sin embargo, hasta ella se queda corta en fama ante la ardilla de Bob Esponja, Arenita, uno de los personajes más populares de la serie animada. Por último no podemos dejar de lado al dúo dinámico de Disney, Chip y Dale, que le han robado risas a más de una generación.

En otros idiomas

El inglés no es tan difícil, y menos cuando se trata de ardillas. En primer lugar, debes saber que existen dos formas validas en el idioma anglosajón para nombrar a este maravilloso roedor, la primera es Chipmunk, que es el término más técnico para describir a una de las especies más populares de ardilla en Norteamérica. Por su parte, el sustantivo más común es Squirrel, que es el más usado por los angloparlantes.

Fotos, imágenes y vídeos de ardillas

Por último, para finalizar este artículo de todo sobre las ardillas te mostraremos una serie imágenes de ardillas y videos de ardillas que seguro te encantarán y te harán animarte a adoptar una. En cada una de las fotos de ardillas notarás las diferentes especies de las que hablamos anteriormente, de modo que sabrás identificarlas según las características mencionadas. No solo eso, también te revelaremos las imágenes más tiernas de estos roedores.

Imágenes de ardillas

Vídeos de ardillas

Para hacer de este contenido aún más dinámico, anexaremos a continuación una serie de dibujos de ardillas para colorear que te servirán para que incluir las pigmentaciones ya mencionadas. Además, con cada ardilla para dibujar podrás explotar al máximo tus habilidades creativas e incluir a tus niños en ellas para que realicen una divertida actividad.

Ardillas para colorear

Nombres originales para ardillas

Si todavía no le has puesto nombre a tu ardilla te ofrecemos un listado variado de nombres para ardillas chico como chica.

Nombres para ardillas hembras

Amaya, Anjana, Chip, Chipy, Chispa, Chispita, Cleo, Dana, Deva, Flappy, Flapy, Frijolita, ijana, Isi, Isis, Jana, Kiffy, Kora, Lia, Loli, Lulu, Malú, Michi, Mika, neyka, Niki, Niky, Nut, Phoebe, sira, Suri, Sury, Tecus, Tecusina, Wilma.

Nombres para ardillas macho

Alvin, Balú, Banner, Billy, Bob, Browser, Chip, Chipy, Chispito, Chop, Chopo, Coco, corocotta, Croqueta, Curro, Flash, Fli, Fox, Godo, Guri, Hannibal, Happy, jano, Jorvi, Lolo, Mai, Moyo, Niki, Novi, Piticli, Rayas, Rigodon, Rigodón, Rocky, Splinter, trasgu, trastolillo, Wifi.

Enlaces Externos

Para redactar este artículo sobre las ardillas nos hemos documentado a partir de las mejores páginas del sector. En este caso hemos obtenido información de nationalgeographic.es.