Saltar al contenido

Hámster Campbell

Hámster Campbell
4.9 (97.5%) 8 votes

Nos encontramos a uno de los hámsters enanos más comunes en la naturaleza pero de los que menos te vas a encontrar en las tiendas de mascotas. Quizás no sea tan famoso como sus hermanos rusos o dorados pero es igual de tierno y adorable.

Si quieres aprenderlo todo sobre estos pequeños roedores, en este artículo te lo mostramos de manera fácil y didáctica. ¡Vamos a ello!

Taxonomía del Hámster Campbell

Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Rodentia
Familia: Cricetidae
Especie: P. campbelli

¿Cuál es su origen?

El origen de este hámster es similar al del Hámster Enano Ruso, ya que ambos son originarios de Rusia, China y Asia Central.  En la naturaleza pueden vivir con familiares en pequeños grupos, pero debemos tener en cuenta que cuando están domesticados, estos hámsters pueden pelearse y generar disputas fatales si los juntas con otros ejemplares.

Este hámster lo descubrió el prestigioso biólogo americano William C. Campbell el año 1902 en Mongolia exactamente en la región de Tuvá.  El años 1968 se empezaron a criar como animales de laboratorio en el Reino Unido y no fue hasta la década de los 80 que se volvieron populares como animales de compañía.

Características y morfología

Características del Hámster de Campbell

Es bastante común confundirlo con el Hámster Ruso. Lo podemos diferenciar principalmente por su tamaño. El Campbell es un poco más grande, más rechoncho y de orejas pequeñas. Una característica peculiar de estos roedores es la cantidad de pelo que tienen en las patas, por eso en algunos lugares los llaman hámsters enanos de pies peludos.

El temaño medio de estos hámsters es de entre 6 y 12 cm y su peso suele estar entre los 30 y 50 gr.

De igual manera que sus parientes cercanos, el hámster campbell posee unas bolsas que se extienden en sus mejillas. Estos sacos se denominan abazones, y los utilizan como medio para almacenar grandes cantidades de comida y poder transportarlas desde donde la encuentran hasta su madriguera.

Colores del Hámster de Campbell

El color original de este hámster en estado salvaje es marrón con los ojos negros. En cautividad se pueden dar colores tales como el negro, blanco, beige, dove o azul fawn.

El color normal (nominal o agouti), negro y gris (argente) son los más comunes que nos podemos encontrar.

Se pueden dar colores sólidos o con patrones. La raya dorsal es más estrecha, más corta y más oscura que la del hámster ruso.

Carácter y temperamento

Si tu deseo es tener a un Campbell como mascota debes saber que este tipo de hámsters suelen ser más agresivos con sus cuidadores que las otra especies, por lo tanto no son del todo recomendables si van a ser la primera mascota de un niño o una niña o como primera mascota en general. Aunque como en todos los aspectos de la naturaleza, esto no significa que todos los campbells sean agresivos, pero en general se ha comprobado que estos tienen más mal carácter que los demás.

Un Hámster Campbell no es recomendable para manos inexpertas o para la primera mascota de un niño

A diferencia del hámster sirio, los hámsteres enanos de Campbell son sociales con su propia especie y los puedes tener en la misma jaula en parejas o grupos si se han criado juntos desde pequeños. No es aconsejable juntar hámster adultos a un nuevo grupo ya que esto puede representar una invasión de su territorio y se podrían generar peleas con consecuencias fatales.

Para evitar problemas, si no tienen mucha experiencia en el cuidado de los hámsters, te recomendamos que los mantengas separados a partir de las 4 semanas.

Como diferenciar un macho de una hembra

Si quieres saber si tienes un macho o una hembra puedes seguir los pasos que te recomendamos que son los mismos para todos los tipos de hámsters.

  • Si la forma del cuerpo es redondeada es una hembra, en cambio si tienen el cuerpo más alargado y el culo picudo es un macho.
  • La distancia entre el ano y la vagina o pene nos dirá el su sexo. Si la distancia es casi inexistente es una hembra. Si hay bastante distancia es un macho.

Diferenciar un macho de una hembra campbell

¿Cuanto vive un Hámster Campbell?

La esperanza de vida de los hámsters de Campbell ronda los 2 años, aunque como siempre eso puede variar dependiendo de la vida que haya tenido el animal. Un hámster cuidado, bien alimentado y saludable podría incluso rebasar los 3 años de edad.

La mejor dieta para el Hámster Campbell

Alimentación del hámster campbell

Para tener bien alimentado a tu pequeño debes saber que estos se alimentan de cereales y semillas de pequeño tamaño. Proteínas y vegetales y abundante agua fresca y limpia. Lo mas sencillo es que te dirijas a tu tienda de animales de confianza y allí le compres un pienso específico que ya tienen todo lo necesario para la alimentación de tu hámster.

Puedes variar su dieta añadiendo diferentes tipo de frutas y verduras a su pienso. Les encanta el brócoli, la lechuga, la manzana, la zanahoria, el maíz o el pepino. Al ser animales omnívoros, les puedes dar un poco de pollo cocido de vez en cuando. También les encantan los productos lácteos tales como el arroz con leche o la avena con leche de vaca. Siempre que le des alimentos nuevos hazlo en pequeñas dosis para que se adapte de manera natural.

Un consejo que te podemos dar es que les puedes ofrecer una galleta de perro dura para que la puedan roer y así mantener sus dientes saludables a la vez que disfrutan de su sabor.

Requisitos para la jaula

Jaula para hámster Campbell

Para este hámster tan pequeño te recomendamos un terrario, pecera o una jaula de metacrilato. Estos pequeños son muy dados a roer lo barrotes de una jaula convencional y podrían lastimarse el hocico y los dientes. Aún así, si tu jaula tiene barrotes, procura que estos sean grandes y colocados de manera horizontal. De esta manera podrán disfrutar trepando por ellos y quemarán mucha energía haciendo este ejercicio. Procura que la jaula no se demasiado alta ya que los pequeños podrían caerse cuando están trepando y se podrían lastimar.

Los complementos indispensables para que vuestra mascota esté cómoda en su nuevo hogar son un nido mullido y acogedor en el que pueda descansar, juguetes variados para que no se aburra y se mantenga activo y una rueda para cuando quiera hacer ejercicio.

La higiene es fundamental para un estado óptimo de salud de nuestro hámster Campbell, mantener la jaula limpia y desinfectada evitará problemas de salud a la vez que mantendrás a una mascota limpia y aseada.

Un consejo importante es que mantengas la jaula en una zona de confort para el animal. No debe estar en un lugar demasiado frío ni demasiado caluroso. También debe estar a cubierto de posibles corrientes de aire.

Salud y enfermedades del Campbell

El principal problema que puede tener este hámster es la diabetes que suele ser hereditaria. Si es el caso debes evitar alimentos azucarados como frutas, maíz, zanahorias o golosinas.

Otro posible afectación son las cataratas, sobretodo en los más viejos. Estos pequeños no tienen muy buena visión y lo compensan con unas glándulas olfativas que se encuentran distruibuidas por parte de su cuerpo. Estas glándulas las utilizan para marcar senderos y lugares en los que después pueden volver de manera fácil y sin usar la vista.

Además de la diabetes, los hámsters pueden desarrollar tumores (tanto benignos como malignos), así como sufrir de glaucoma.

No olvidemos que los hámsters en general pueden sufrir enfermedades de los humanos como resfriados,tos o diarrea. Así que si estás enfermo intenta manipular a tus mascotas con mucho cuidado y siempre con las manos limpias y desinfectadas.

La Reproducción y cría

Este tipo de hámsters no difiere de los demás en cuanto a su madurez sexual. Pueden empezar a criar a partir de los dos meses de edad y las hembras tienen el celo cada 4 días.

Una vez hemos conseguido que la hembra se quede embarazada es muy importante que no la estresemos y la dejemos lo más tranquila posible. Le proporcionaremos material para que construya su nido como puede ser papel de cocina o de wc y le daremos una alimentación rica en proteínas.

Bebés de Hámster de CampbellNormalmente entre los 18 y 20 días se producirá el parto y nacerá una camada de unas 4 a 8  crías. En un segundo parto podrían superar las 10 crías. A medida que se hacen mayores el número desciende de 1 a 3 como máximo.

Los días siguientes al parto debemos cuidar a la madre con esmero. Alimentarla lo mejor posible y cuidar todo lo que le rodea de manera higiénica. Cuanto mejor se encuentre la joven madre más posibilidades tendremos de que vivan los pequeños con buena salud.

Lo más recomendable es que separemos al padre cuando acaban de nacer las crías. No sabes de que manera asimilará el hamster a los nuevos hámsters y por eso es mejor no correr riesgos innecesarios.

Fotos del Hámster Campbell

Vídeo de Hámster de Campbell

En este vídeo podrás ver la evolución de una preciosa camada de crías Campbells desde que nacen hasta los 21 días. Si te gustan los hámsters no puedes perderte esta maravilla.

Referencias y Fuentes

Si te ha gustado el artículo y lo has encontrado útil podrías compartirlo para que llegue a más gente. Sólo tienes que clicar en los botones de aquí abajo para compartirlo en tus redes sociales. Gracias de todo corazón.